cabecera
resonancia_bioenergetica

La Emoenergética es la parte de la Resonancia Bioenergética que aporta un modelo revolucionario sobre el funcionamiento de la mente, la conciencia y las emociones humanas. Esta visión del mundo ayuda no solo a comprender mejor la naturaleza de la psique y del ser humano, ofrece además un esquema práctico o guía para aquéllos que están en el intento de crecer en lo personal y en lo transpersonal.

En este sistema, las EMOCIONES NUCLEARES son redefinidas para salvar las limitaciones presentes en nuestra cultura y son llamadas EMOENERGÍAS; seis unidades formadas por ESTRUCTURAS, FUNCIONES perfectamente delimitadas y RECURSOS ENERGÉTICOS propios que se organizan para crear un órgano sutil llamado el NÚCLEO EMOCIONAL, cuyo diagrama es el mapa del tesoro de las emociones, de la maquinaria a través de la cual el ente biológico se convierte en PERSONA. Las emoenergías son, reflejan e interpretan los aspectos fundamentales ya existentes en la naturaleza y el Universo:

La ALEGRÍA es la emoenergía que percibe y genera la EXPANSIÓN, la CONTINUIDAD, la FLUIDEZ y el DINAMISMO.

 

El MIEDO es la emoenergía que percibe y genera la DISCONTINUIDAD, el DESEQUILIBRIO y el aspecto ENTRÓPICO.

 

La TRISTEZA es la emoenergía que percibe y genera la SEPARACIÓN, el VACÍO y la FRAGMENTACIÓN, la DIVISIÓN del todo en partes.

 

La FUERZA MOTRIZ es la emoenergía que percibe y genera el ASPECTO CONTRACTIVO, el ESFUERZO, el IMPULSO y la REACCIÓN.

 

El AMOR es la emoenergía que percibe y genera la CONECTIVIDAD y la UNIDAD.

 

La RECREACIÓN es la emoenergía que percibe y genera la ORGANIZACIÓN, la BELLEZA y la SIMETRÍA.

La Emoenergética es mucho más que un modelo intelectual. Es un sistema de desarrollo humano que forma parte de una moderna y natural medicina del alma: la Resonancia Bioenergética. Para involucrarse en este camino también es más que recomendable recibir estas sesiones de sanación o "ajustes bioenergéticos" con regularidad. De otra forma, lo habitual es que el aspirante (a pesar de su interés) se quede con la curiosidad intelectual por este conocimiento, sin llegar a asimilar la parte energética y sutil, que es fundamental para manifestar y realizar en uno mismo esta ENSEÑANZA. Muchas veces la gente me pregunta por qué es necesario un guía, sanador o maestro... y para mí es claro: si necesitamos profesores para cualquier otro área del aprendizaje, ¿por qué iba a ser diferente con las emociones y el conocimiento de uno mismo?.

promocion

LIBRO

¿Te gustaría aprender sobre la Emoenergética en profundidad? Pincha aquí


emoenergetica